27 de abril de 2009

Introducción al Grabado

El antiguo arte del Grabado ha alcanzado una gran popularidad en los últimos decenios, tanto por sus posibilidades para expresar una imagen, como por su poder de expansión a través de múltiples originales, al tiempo que ha influido de manera importante en otras artes plásticas.
Se considera Obra Gráfica el resultado de un proceso de estampación en el que no hay un original que copiar o reproducir. Hoy en día suele emplearse la palabra Grabado para designar tanto genéricamente a los grabados realizados con técnicas en hueco, y en relieve, como a las litografías y las serigrafías.
Es preciso diferenciar dos fases fundamentales en la obra gráfica: la primera es la fase de creacion pura de la imagen, ya sea por procedimientos directos, secos o fríos (buril, punta seca, etc.) en los que el artista realiza incisiones sobre la superficie de la plancha mediante los útiles que produzcan el efecto deseado, o bien por procedimientos indirectos, húmedos o calientes (aguafuerte, aguatinta,etc) que son los que permiten la actuación sobre el material cuando éste es sometido a una agresión química mediante un ácido.
Y la segunda es la estampación de dicha imagen después de su creación, proceso que habitualmente se hace sobre papel.

Así pues, habiendo en la obra gráfica distintas técnicas y sistemas de estampación, pueden establecerse cuatro grandes grupos de procedimientos normalmente utilizados:
_ Técnicas de Grabado en Relieve: xilografía, linograbado, grabado criblé, aguafuerte en relieve.
_ Técnicas de Grabado en Hueco o calcográfico: buril, manera negra o mezzotinta, punta seca, aguafuerte, aguatinta, barniz blando, grabado en seco, etc.
_ Técnicas Planográficas: litografía.
_ Técnicas Plantigráficas: serigrafía.

Es importante apuntar ciertos aspectos que a nivel formal caracterizan la Obra Gráfica Original y que son:
_ La firma del autor de la obra, que suele realizarse a lápiz plomo y en la zona situada inmediatamente debajo del borde derecho de la imagen estampada.
_ La numeración, que permite tener un control sobre la suma de estampaciones que componen una edición. Se desglosa en pruebas numeradas (10/75 por ejemplo), en pruebas de artista (P.A) cuyo número no debe exceder de un diez por ciento del total de la edición, y en pruebas hors commerce (H.C), es decir, fuera de comercio.
Durante la ejecución de la plancha, el artista tiene la necesidad de comprobar, en distintas ocasiones, cuál será el efecto sobre el papel del trabajo que está realizando. Estas pruebas de la plancha sin terminar aún, suelen designarse como pruebas de estado (P.E 1ª, 2ª, etc). Su interés radica en que permte conocer paso a paso el proceso creativo de una obra.
Finalmente, el "Bon à tirer" (BAT), es la estampación que el artista da por correcta, y será el testigo de las características de todos los ejemplares que compondrán la edición.

No hay comentarios:

Reciente inauguración en Espacio_E.