27 de mayo de 2010

"La Gran Vía". Grabado al aguatinta.

Con motivo del Centenario de La Gran Vía de Madrid, últimamente he estado realizando un grabado
que Summa Editorial, de la que ya he hablado otras veces,  me ha propuesto para la ocasión,
el cual acaba de editarse.
Es un grabado hecho en base a la técnica del aguatinta, utilizando 3 planchas de cobre. Para explicar
un poco en qué consiste esta técnica, os muestro el proceso de trabajo de la tecera plancha, las otras dos están trabajadas de igual forma.

El Aguatinta, es una técnica pura de grabado en hueco, que permite conseguir una extensa graduación de tono. Consiste en espolvorear sobre la superficie de la plancha una capa de resina de colofonia pulverizada, y fijada mediante calor. La resina es impermeable al ácido y éste morderá solamente en aquellas partes que no están protegidas, es decir, entre grano y grano.

Llegado el momento de grabar, por medio de reservas, se consiguen las diferentes tonalidades o grises que se deseen, mordiendo siempre  de menor a mayor intensidad, es decir partiendo del blanco hacia el negro.
La parte de atrás de la plancha y los biseles también son reservados desde el principio. Empezaremos por tapar las partes que queramos blancas, a continuación sumergimos  la plancha en el ácido (las mordidas deben de ser cortas para que el degradado sea suave), y procederemos a reservar de nuevo lo que acabamos de morder, y así sucesivamente hasta llegar al negro profundo.
Conviene hacer primero una paleta de pruebas, y es mejor pasarse un poco en la mordida y posteriormente bruñir,  que quedarse corto.



Esta es la plancha de partida, antes de resinarla
 ha sido pulida y desengrasada.




A continuación se comienza a pasar el dibujo con
papel calco. Hay que tener en cuenta que el dibujo
hay que invertirlo para que luego en la estampación
aparezca del derecho.
Como en este caso son tres planchas, hay que ser
muy preciso para que el dibujo nos coincida  bien
en el registro.  



                                                                  
                                                                
 Una vez que se tienen las líneas principales de encaje
 se comienza a tapar con laca de bombillas y a pincel
 las partes de la imagen que desde un principio van a ir  
 en blanco. También he utilizado posteriormente lápices  
 grasos.
 Si se pasase el dibujo con todos los detalles, el papel de
 calco es ligeramente graso y ahí no nos mordería el ácido
 por lo que estas líneas nos quedarían también blancas, y
 en este caso no interesa.


                                                                
                                                                 

Una vez reservadas todas las zonas que no se han de morder, se lleva la plancha al ácido para efectuar la primera mordida.
Los primeros grises tonales son suaves, por tanto el tiempo en el ácido es corto.


                                                                                              
                                                                 

Y así sucesivamente, se reserva y se muerde.
En este caso, el ácido utilizado es el percloruro de hierro,
que es el más adecuado para morder el cobre.




   Modelo de la imagen y plancha procesada
                                             
                                                              

   Hay que decir también, que se debe controlar con un         cuentahilos  la mordida que el ácido va ejerciendo              sobre  la resina para que ésta no desaparezca.















































Una vez terminada de morder, se limpia con aguarrás , alcohol o acetona.



                                               

Después,una  vez bien limpia, hacemos una prueba para comprobar el trabajo que hemos hecho.
Se entinta con cuidado, pues la resina es muy frágil y
puede rayarse la plancha y se limpia con tarlatana  
también con suavidad



 Y éste es el resultado de la estampación.
 Ahora sólo falta la estampa final o BAT,
 (Bon à tirer) en francés,que es la prueba
 definitiva de color por la que se regirá la edición de la
 tirada del grabado.

                                                                 
                 BAT de  "La Gran Vía"
                 Editado por Summa Editorial, Madrid     
                 Edición de 150 ejemplares
                 Papel Guarro Super Alfa 44x56 cm

11 de mayo de 2010

Una imagen, dos grabados
















"Seducción"
Lápiz sobre papel, 35x25 cm















"Seducción I"
Barniz blando, aguafuerte, alcograbado y aguatinta
2 planchas, cobre y hierro 46x41 cm
Papel Guarro Super Alfa 76x56 cm
Edición de 55 ejemplares

























"Seducción II"
Barniz blando, aguafuerte, alcograbado y aguatinta
3 planchas, cobre, hierro y zinc 46x41 cm
1 acetato 44,2x45,2 cm
Papel Guarro Super Alfa 76x56 cm
Edición de 10 ejemplares